¿Tus hijos se han vuelto contra ti? ¿Se resisten a pasar tiempo contigo? ¿Se han unido a tu ex para tratarte con desprecio? Si es así, pueden estar sufriendo de alienación parental.

En este artículo, ofrezco una descripción general y un resumen de la alienación parental para ayudar a padres separados y divorciados, abuelos y otras personas afectadas por este problema en identificar, prevenir y sanar las relaciones fracturadas que dañan psicológicamente.

Puede leer más sobre la alienación parental haciendo clic en los enlaces al final de este artículo.

Resumen: Alienación parental

Este artículo cubre los siguientes temas.

A. ¿Qué es la alienación parental?
B. Comportamientos de la alienación parental: convertir a los niños en aliados en una batalla entre padres
C. Cómo identificar a un niño que sufre alienación parental

  • El niño se resiste a una relación con el otro padre
  • Pérdida de una relación positiva anterior con el padre rechazado
  • La ausencia de abuso, negligencia o crianza gravemente deficiente
  • Comportamientos del padre alienador y camaradas
  • Actitudes y comportamientos denigrantes hacia un padre

D. Prevención de la alienación parental e intervención temprana
E. Diez errores comunes que los padres afectados deben evitar
F. Cómo pueden ayudar los tribunales de familia con la alienación parental
G. Cómo obtener más información sobre la alienación parental

A. ¿Qué es la alienación parental?

A1. Definición de alienación parental

La alienación parental es una perturbación en la que un niño rechaza a uno de sus padres sin una buena causa. El rechazo puede variar de leve a severo. En la alienación leve, un niño puede compartir la letanía de quejas de uno de los padres sobre el otro padre, pero se encariña con ese padre cuando están juntos. En la alienación parental severa, el niño puede rechazar el contacto, expresar un odio puro hacia un padre que antes amaba y creer que el padre no vale nada.

A2. “Síndrome de alienación parental” – Por qué el término está en desuso

Al igual que con otros problemas de salud mental, nuestra comprensión de la alteración y los términos utilizados para describirla han evolucionado con el tiempo. Por ejemplo, lo que hoy llamamos “trastorno de estrés postraumático” alguna vez se conoció como “neurosis de guerra”. Debido a que los médicos observaron que los niños alienados de forma irrazonable tienden a compartir un grupo de actitudes y comportamientos, como expresar solo pensamientos y sentimientos negativos sobre el padre alienado, en el pasado este problema de salud mental se conocía como síndrome de alienación parental. Se usó el término síndrome porque se refiere a un grupo de síntomas de salud mental que ocurren juntos de manera consistente.

“La alienación parental de un niño, si no se corrige, puede durar toda la vida.”

A pesar del comúnmente observado conjunto de comportamientos de los niños alienados, el término síndrome de alienación parental cayó en desuso, especialmente en los litigios de derecho de familia. A los profesionales de la salud mental les preocupaba que cuando un niño alienado mostraba estos comportamientos típicos hacia uno de los padres, los terapeutas y los jueces en un caso de custodia infantil llegarían a la conclusión de que el otro padre tenía la culpa. Naturalmente, otros factores pueden dañar la relación de un niño con un padre y, por lo tanto, es esencial mantener la mente abierta al buscar las raíces del rechazo de un niño a uno de los padres.

A3. Alienación parental y los hijos adultos

La alienación parental de un niño, si no se corrige, puede durar toda la vida. Muchos padres rechazados informan que sus hijos adultos permanecen distantes o completamente fuera de contacto. Estos padres pierden eventos importantes, como la graduación universitaria de sus hijos, la boda y el nacimiento de los nietos. Los hijos adultos alienados pueden privar a sus propios hijos de sus abuelos.

Como adultos, algunos niños anteriormente alienados se dan cuenta de que fueron manipulados para rechazar a un buen padre. Finalmente se vuelven a conectar con el padre que rechazaron durante tantos años, pero están enojados con el padre alienador que interfirió con su capacidad de dar y recibir amor de un padre rechazado y les hizo perder muchas experiencias con ese padre.

B. Comportamientos de la alienación parental: convertir a los niños en aliados en una batalla entre padres

La mayoría de los padres separados y divorciados entiende la importancia de proteger a sus hijos de los conflictos de la pareja y hacen un trabajo bastante bueno al cumplir con esta responsabilidad.

Algunos padres, sin embargo, pierden de vista la necesidad de sus hijos de amar y ser amados por ambos padres. Tal progenitor(a), a veces llamado el (*) “padre alienador”, recluta a los niños como aliados en una batalla contra el otro, a veces llamado el “padre objetivo o el padre alienado”.

A través de una variedad de estrategias de alienación parental, los padres alienadores les enseñan a los niños que su otro progenitor es un mal padre o madre que realmente no los ama, que puede ser peligroso y que no merece su confianza, afecto o respeto. Los progenitores alienadores alientan y apoyan el desafío y la falta de respeto de los niños hacia el otro y recompensan a los niños por evitar el contacto con el otro progenitor.

Algunos niños se sienten agobiados por la necesidad de apoyo emocional de uno de los progenitores y se convierten en sus cuidadores emocionales al cumplir con el deseo del mismo de empequeñecer la importancia del otro padre.

Los niños que absorben las lecciones de odio de un padre alienador se alejan de una madre o un padre que antes amaba y, a menudo, de toda una familia extendida, dejando a los parientes rechazados desconcertados sobre lo que podrían haber dicho o hecho para romper la relación.

En los casos más extremos, los padres que alienan a sus hijos contra el otro padre conspiran con los hijos hasta para matar al padre objetivo.

parental alienation